Esto no va de … tecnologías raras, ideas felices, …

Muchas veces la innovación en marketing y la diferenciación empresarial sea relacionado con la visibilidad, la llamada de atención, otros aspectos más vinculados nuevas oportunidades que han generado nuevos mercados nuevas categorías.

En realidad la innovación en marketing es un trabajo más amplio.

Y menos complejo de lo que puede parecer. Para mí la diferenciación está más cercana a una actitud que a unas cualidades o características de nuestro producto o servicio.

En el mundo de los negocios las verdades nunca son realidades absolutas e inamovibles.

Este es un concepto clave bajo mi punto de vista. Las cosas siempre se han hecho así, no se puede hacer de otra manera, en mi mercado esto no funciona,… Son algunas de las afirmaciones con las que podemos convivir o podemos combatir.

Tendemos a pensar que las cosas son más complicadas y más inaccesibles de lo que parece. No te voy a decir que salirse de la guerra de precios no tiene su riesgo, su complicación, pero una complicación no vinculada al acceso de tecnología o de financiación. La dificultad viene enmarcada en incertidumbre, en salirte de la zona de confort, por lo que no es un reto que esté a la alcance de todo el mundo.

Tenemos muchos mitos y creencias limitantes que nos hacen pensar que nosotros no podemos ser diferentes. Más allá de las diferencias vinculadas a la calidad o al servicio que es una de las líneas de trabajo que nos presentan . Como diferencial muchas de las empresas con las que trabajamos.

Sin querer entrar en detalle a las creencias limitantes que pueda tener cada uno me gustaría destacar de que no hablamos cuando nos referimos a la diferenciación:

Esto no va de tecnologías inaccesibles

Viendo las tendencias y las oportunidades que está generando la tecnología y que está transformando algunos mercados completamente cuando hablamos de diferenciación no nos estamos refiriendo acceder a grandes soluciones tecnológicas que nos diferencian o nos pongan por delante de nuestra competencia. Evidentemente la tecnología puede ser una palanca de competitividad muy importante y que hay llevado muchas empresas a ganar gran cuota de mercado.

Esto es evidente. Pero nosotros no nos vamos a centrar en ese tipo de diferenciación, la diferenciación que nos da la tecnología, ya que el acceso a la misma y la explotación de sus capacidades no está a la acceso de todos los mercados. Por este motivo, aunque veamos donde entra la tecnología dentro de las distintas intensidades de diferenciación, no nos centraremos en ella como jefe de trabajo. Seguro que se puede encontrar muchas referencias bibliográficas asunciones vinculadas a grandes empresas de tecnología. no me siento identificado con Apple Apple, ni con Google, ni con úber,… estas empresas son dignas de estudio y nos pueden servir de inspiración, pero están tan lejos de la realidad de las pequeñas y medianas empresas que aveces es imposible encontrar similitudes y paralelismos inspiradores. En este libro nos estamos centrando en abrir caminos para diferentes empresas pequeñas y medianas y situadas en diferentes mercados. Por ello la diferenciación basada en tecnología es una muy buena palanca de competitividad en la que nosotros nos vamos a entrar

Esto no va de ideas felices

Vivimos el boom de la creatividad y la innovación, yo digo desde ahora que soy un fanático de la creatividad aplicada a la empresa y por similitud creo que la innovación es un e

La tecnología nos ha traído también el boom de las ideas felices. Un surgir de grandes ideas inspiradoras que no harán ser millonarios en poco tiempo está invadiendo la realidad de emprendedores y empresas.

Al igual que en el punto anterior creo firmemente que hay muchas oportunidades de generar negocios nuevos basados en la identificación de nuevas oportunidades. De hecho las nuevas dinámicas sociales y los nuevos hábitos generan nuevas oportunidades.

 

Aun así, aunque nos encontramos muchas empresas que han nacido de una idea feliz, de una idea muy centrada en resolver un problema clave del mercado, tampoco vamos a centrarnos en las ideas felices como fuente de diferenciación. Aunque en este libro nos encontremos ideas sorprendentes siempre las enmarcaremos dentro de un contexto y no nos apoyaremos en ideas inaccesibles, que no nos sirvan de inspiración, o que podamos replicar en nuestro mercado.

Las ideas felices las podemos denominar los crean ideas revolucionarias, oportunidades únicas,…

 

Esto no va de llamar la atención únicamente

Al igual que los puntos anteriores la diferenciación muchas veces se entremezcla y se confunde con la llamada de atención . Ser descaradamente visibles o incluso escandalosamente visibles es un elemento que en muchas ocasiones se ha unido a la diferenciación. La extravagancia,…

 

Esto no va a hacer cosas más bonitas

El concepto bonito o feo aparte de ser un concepto extremadamente subjetivo en muchos mercados no tiene un valor por sí mismo. Lógicamente los productos bien realizados, producidos, son puro valor para el cliente. Pero ese elemento pocas veces genera una diferenciación suficiente, Como para que el cliente no selecciona nosotros y no nuestra competencia. Llevo muchos años trabajando con diseñadores, es más me puedo considerar uno de ellos, pero no comparto en absoluto su forma de entender el valor del diseño. La verdad es que esta es una generalización muy poco acertada pero en la que creo. Me explicaré.

Me metido en un jardín del que hablas no se salir. Revisar.

Esto no va de hacer unos productos y servicios mejores

Aunque parezca imposible me reafirmo en el título. Lo mejor no siempre es lo que el cliente quiera. Es más, El cliente no ves que es lo mejor. Me atrevería a decir más lo que nosotros creemos que es lo mejor el cliente no lo cree así.

Los estándares de calidad y el acceso a tecnología, conocimiento, procesos,… Ha llevado a que muchos mercados lo bueno, los buenos productos y servicios, Sean la tónica dominante . sean el denominador común.

En muchos mercados, El cliente ya no es capaz de diferenciar entre un producto excelente y un producto bueno ya que ambos cumplen sus expectativas. Muchas empresas buscando la excelencia sobre exceden de funcionalidades y de servicios añadidos a productos y servicios. Esto nos lleva a ofrecer un producto que queremos bueno .y que para el cliente está sobredimensionado Y lejos de aportar más valor le genera ruido e incomodidades. Por, …

 

2 comentarios
  1. Karmele Dice:

    Alex, fantástica tu idea sobre asesorar de manera neutral, en el pueblo donde resido, sobre los productos bancarios y su letra pequeña, pues muchas veces por falta de tiempo para leer el producto que nos ofrece la Banca o por desconocimiento, se adquieren productos que no son los mas indicados o se dejan de utilizar beneficios de los mismos.

    Responder
    • Alex Dice:

      Hola Karmele.
      Creo que en el momento en el que estamos viviendo en el que el cliente está superinformado la honestidad es lo que nos va a hacer llegar lejos y tener un largo plazo.
      La letra pequeña se tendrá que acabar y sobrevivirá el que diseñe un producto adaptado a las necesidades del cliente. No a las suyas.
      Tardaremos en que llegue, sobre todo en mercados tan opacos como la banca, … pero llegará. En negocios de otro tipo ya lo estamos viviendo.
      Saludos y muchas gracias por el comentario.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *